¿Qué haría por una barra de klondike?

Para aquellos que no me conocen, mi nombre es Sadoc Paredes y soy un co-fundador de AgHelp. AgHelp está resolviendo la escasez de obreros agrícolas empoderando y conectando a trabajadores, empleadores y organizaciones de apoyo. Hemos tenido gran éxito y una gran cantidad de interés y apoyo. Hemos generado interés por parte de inversionistas, nos hemos graduado de un acelerador y nos estamos preparando para el lanzamiento de AgHelp el próximo mes. Este post no es para resaltar las dificultades de un startup, de la cual hay muchas, es para compartir parte de nuestra historia antes que hayamos tenido la oportunidad de convertirnos en emprendedores.

 
 ¡Ayudando a los trabajadores agrícolas a encontrar empleos y recursos de apoyo a nivel nacional! Haga clic en el logotipo para más información y para registrarse!

¡Ayudando a los trabajadores agrícolas a encontrar empleos y recursos de apoyo a nivel nacional! Haga clic en el logotipo para más información y para registrarse!

 

Al crecer, mi familia trabajaba en el campo como muchos otros migrantes. Viajábamos de Texas a Florida y terminábamos la temporada de trabajo en Michigan. Cosechábamos manzanas, espárragos, naranjas, cerezas solo por nombrar algunos. El trabajo fue duro e implacable. Nuestro sueldo era basado en trabajo a destajo, lo que significaba que nos pagaban según lo que producíamos. Siendo una familia de 10 personas significaba hecharle muchísimas ganas todos los días para poder sostener a todos. Para mis hermanos mayores, eso significaba sacrificar tiempo y oportunidades fuera del trabajo y la escuela. Tuve la suerte de tener esta experiencia solo durante una parte de mi infancia. En particular, la cosecha de espárrago es un trabajo que jamás olvidaré.

 
ashar.jpg
 

La cosecha de espárragos en Michigan se prolonga hasta fines de Junio. Para entonces, el calor del verano está en pleno efecto. La forma en que cosechábamos los espárragos era sentados en una plataforma que era arrastrada por un tractor(similar a la imagen de arriba). La plataforma pasaba por encima de los espárragos sin tocarlos, lo cual nos permitía alcanzarlos y cortarlos cerca de la raíz. Era una lucha constante para recoger todos los espárragos que pasaban debajo de nosotros. El ciclo perpetuo de pasar por las filas recogiendo espárrago constantemente con el cuerpo encorvado, sudando en el sol implacable solo se interrumpía con un almuerzo de 30 minutos o el breve tiempo para rehidratárnos. El cansancio físico era solo parte del trabajo. La inmutable lucha estaba en nuestra mente mientras intentábamos mantenernos motivados hasta el próximo descanso. Estos fueron los días que verdaderamente probaron nuestra voluntad. La frase "Me quejaba de que no tenía zapatos hasta que conocí a un hombre que no tenía pies" aplicaba en su totalidad en estos días. Al final de la jornada de trabajo todos éramos muy callados, ninguno de nosotros hablábamos mucho. Todos estábamos visiblemente agotados y se podía ver que mis padres sentian la carga emocional, adicional de ver a sus hijos poniendo un esfuerzo que no muchos adultos podrían igualar. Sin duda, el mejor momento del día era cuando nos subíamos a la camioneta.

Quiero reconocer el sacrificio que mis padres hicieron por nosotros. Cuando era niño, nunca sentí que no podría lograr lo que quería. No hay duda de que mis padres dedicaron sus vidas a simplemente darnos la oportunidad de soñar. Sea lo que sea que pueda lograr, aún eso sería gracias a el increible esfuerzo de mis padres. Mis hermanos estarían de acuerdo.

 
14947766_1204414376282029_4129751934875871542_n.jpg
 

Mientras regresábamos a casa, todos nos sentíamos recargados por el simple hecho de saber que el día laboral había terminado. Los mejores viajes a casa eran cuando nos parábamos en la tienda. Al final de la semana, o en los días realmente difíciles, mis padres se hacían una parada para reconocer nuestros esfuerzos y darnos las gracias. Nunca lo decían con palabras, pero todos sabíamos que estaba implícito. ¿La muestra de agradecimiento de mis padres? una barra de Klondike. No nos daban una para cada quien porque éramos muchos, pero compartíamos una barra con otro miembro de la familia. Entonces, la pregunta es: ¿Qué haré por una barra de Klondike? Mi respuesta...voy a trabajar tan duro como lo hicieron mis padres para asegurar que AgHelp ayude a milliones de trabajadores y darle esa barra de Klondike a mis padres para que puedan compartirla :D!

 
Klondike.jpg